Terciopelo azul (Blue Velvet) ★★★★★

Dirección: David Lynch
Guion: David Lynch
Intérpretes: Kyle MacLachlan, Isabella Rossellini, Dennis Hopper, Laura Dern, Dean Stockwell, George Dickerson, Jack Nance, Hope Lange, Brad Dourif, Priscilla Pointer, Frances Bay

Algunos títulos cruciales de la historia del cine han de suceder, como si fuera inevitable que surgiesen de la imaginación de sus creadores. Pero también suceden por varias circunstancias que fomentan su aparición. En el caso de David Lynch, tras el largo rodaje de la sorprendente ‘Eraserhead’ (1977), tras la aparición de la mucho más ortodoxa aunque igualmente memorable y conmovedora ‘Elephant Man’ (1980), tras el fiasco de la gran superproducción de ‘Dune’ (1984), en la que Rafaella de Laurentiis impuso sus requisitos, decidió no volver a trabajar si no era en condiciones de absoluta libertad creativa, y escribió un guion con el que cuajar de una vez su estilo y comenzar verdaderamente su carrera. El resultado de ese anhelo de libertad creativa y de afianzar su mirada como cineasta fue ‘Terciopelo azul’ (‘Blue Velvet’, 1986), para muchos la gran obra maestra de David Lynch, hasta el punto de que incluso aquellos espectadores y críticos que no comulgan con el estilo y personalidad de este cineasta singularísimo consideran a este filme una gran obra. Se puede decir, sin exagerar, que existe un antes y un después en la carrera de Lynch con el estreno de su cuarta realización.

Intenso Noir de tintes casi sadomasoquistas, despiadada radiografía de las interioridades más nauseabundas del American Way of Life, el filme, como toda gran obra que se precie, comienza con una verdadera declaración de intenciones: los primeros planos son imágenes de un pueblecito de aspecto apacible e incluso paradisíaco, con los bomberos saludando a cámara, y con una luz y un color que invitan al optimismo y la alegría… pero la cámara de Lynch se introduce bajo tierra, bajo esa superficie idílica, y encuentra una miríada de insectos que bullen como monstruos infernales dispuestos a emerger en cualquier momento. ‘Blue Velvet’ tiene como objetivo mostrar esa otra América, ese otro mundo que bulle bajo la apariencia más anodina y luminosa, y va a hacerlo sin acudir a imágenes fantásticas ni a mundos poéticos, sino recurriendo a la materia del mundo en que vivimos, lo que representa un logro formidable. Para Lynch, no es necesario introducirnos en los claroscuros de una gran ciudad: la sordidez también anida en lugares luminosos y apacibles, y allí el contraste es mucho mayor, y el cine de Lynch se aprovecha sobremanera de ello.

El argumento de este filme inolvidable se incrusta dentro de los cánones del Noir, y llega a ser incluso arquetípico: un muchacho casi angelical (el habitual en las producciones de Lynch, Kyle MacLachlan, que ya había protagonizado ‘Dune’) encuentra en uno de sus habituales paseos por el bosque (casi como si de un cuento de hadas se tratase… porque en verdad todos los filmes de Lynch son pérfidos cuentos de hadas) una oreja humana amputada de su cuerpo. Tal como mandan los cánones del género, el muchacho tirará del hilo de tal hallazgo, ante la pasividad de las autoridades locales, e irá descubriendo un mundo progresivamente más sombrío en el que cuestiones como el amor quedan proscritas, y en el que sexo y violencia se confunden en un frenesí maligno, la verdadera antesala del infierno. En ese sentido, la magistral secuencia en la que el joven Jeffrey presencia, escondido en el armario y observando a través de una rendija la depravacion que el personaje de un extraordinario y mefistofélico Dennis Hopper, el sádico y terrible Frank, ejerce sobre la sensual y trágica Dorothy, interpretada maravillosamente por Isabella Rossellini, es una secuencia enmarcada, una vez más, en lo más canónico del Noir, el género por antonomasia del ominoso pasado y de la maldición que cae sobre el curioso que intenta escarbar en él, por muy inocente que sea, o precisamente por su inocencia.

Y para narrar este material, David Lynch, quien fue pintor antes que cineasta, se hurga una vez más (como ya hizo en ‘Eraserhead’, como volvería a hacer en ‘Wild at Heart’ y en ‘Lost Highway’) en las zonas más densas y sombrías de su mente con su pincel de narrador, pero también en las más luminosas y coloristas. Lynch sabe que la fuerza del contraste es esencial en cine, y exacerba tanto la luz como la sombra, sobre todo conceptualmente, para evitar adentrarse en terrenos trillados, y para sintonizar con una frecuencia dramática a la que aparentemente sólo él puede acceder, consiguiendo que experimentemos este viaje a los infiernos de Jeffrey como si lo viviéramos en carne propia, configurando una escenografía y un ambiente verdaderamente únicos, personalísimos, colaborando por primera vez con el gran Angelo Badalamenti en la parte musical y con su puntal fijo Frederick Elmes creando una imagen azulada y de gran cromatismo. Es decir, todos los apartados del filme están magistralmente (pocas veces dicho con tanta propiedad) conjugados y organizados por Lynch para golpear de la manera más salvaje posible.

Pocas veces hemos visto en pantalla un villano de la categoría del Frank de Dennis Hopper, quien con su respirador y su mero lenguaje no verbal parece el diablo encarnado, así como una mujer fatal de la sensualidad casi vulgar de Isabella Rossellini, y una inocencia tan nítida como la que se percibe en Jeffrey y en su novia Sandy (interpretada por la gran Laura Dern con apenas diecinueve años), y pocas veces el cine estadounidense ha dispuesto de un artista tan insobornable y radical como Lynch, uno de los pocos que juega sus cartas hasta el final y que no trabaja de cara al público, sino de cara a sí mismo, pese a quien le pese, y cuya no muy larga filmografía (apenas diez títulos más la serie ‘Twin Peaks’), es ya una leyenda del cine que será estudiada durante muchas décadas.

Puntuación final: 10

4 comentarios sobre “Terciopelo azul (Blue Velvet) ★★★★★

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s