El ejército de las tinieblas (Army of Darkness) ★★★

Dirección: Sam Raimi
Guion: Sam Raimi, Ivan Raimi
Intérpretes: Bruce Campbell, Embeth Davidtz, Marcus Gilbert, Ian Abercrombie, Richard Grove, Timothy Patrick Quill, Michael Earl Reid, Bridget Fonda, Patricia Tallman, Ted Raimi

No resulta nada fácil establecer un ránking con las películas. Y cada vez es más difícil. Es importante tener en cuenta que aunque usualmente pueden calificarse de una a cinco estrellitas, o bien de 1 a 10 (o de 0 a 10…), a veces la diferencia entre una película de tres a otra de cuatro estrellas es abismal. Una sola estrella, o dos peldaños de diferencia entre el 1 y el 10, puede ser enorme. Creo que es más apropiado pensar en grandes distancias, más que en un simple rango, o en sustanciales diferencias de altura. E incluso entre dos películas calificadas con tres estrellas (que usualmente sería una puntuación aproximada entre el 6 y el 7, sin llegar al 7, podemos estar hablando de valores cinematográficos y artísticos totalmente dispares. Eso hace todavía más difícil calificar películas o cualquier obra de otro soporte narrativo. Y dentro del gran cajón de sastre que pueden ser las tres estrellas hay literalmente de todo, y de la misma manera que hace poco calificaba yo a ‘L.A. Confidential’ o a ‘Braveheart’ con tres estrellas, y trataba de explicar sus deficiencias y sus hallazgos, de nuevo he de poner otras tres a esta película de Sam Raimi, titulada ‘El ejército de las tinieblas’ (‘Army of Darkness, 1992), convencido de que es la puntuación que merece, y eso a pesar de que la diferencia entre lo que busca y lo que encuentra es mínima o casi inexistente.

Porque mientras las nombradas películas de Curtis Hanson y Mel Gibson pretenden ser mucho más de lo que son, o creen ser mucho más, consiguiéndolo a medias, el filme de Sam Raimi, quinto en su filmografía, pretende ser exactamente aquello que es, sin engañarse a sí mismo ni al espectador, consciente de sus limitaciones y sus posibilidades, y entregado sin el menor complejo al desparrame más absoluto, destinado para el goce sin complejos del espectador, arrastrado a este mundo de fantasía (como arrastrado llega el protagonista) en el que pasar hora y media desenfadada y salvaje, con una película que es al mismo tiempo unas cuantas películas, de la mano del todopoderoso (o casi) Bruce Campbell, que se echa sobre los hombros el personaje protagonista y el antagonista (eso sí, maquillado e irreconocible para el segundo rol), en un delirio de capa y espada, monstruos, fantasmas, esqueletos, gárgolas, maldiciones, bosques encantados, molinos abracadabrantes, pozos de pesadilla, y toda una iconografía del género que el bueno de Raimi articula con su habitual desparpajo visual.

Tercera parte de la trilogía Evil Dead, que comenzó precisamente con ‘Posesión infernal’ (‘Evil Dead’, 1981), cuyo enorme éxito, a pesar de ser una película paupérrima filmada en 16mm, propició una estimable segunda parte, ‘Terroríficamente muertos’ (‘Evil Dead 2’, 1987), que era también un remake, que de nuevo fue un éxito popular inmenso, lo que dio lugar a este temporal cierre (hay más títulos no dirigidos por Raimi) de trilogía llamado ‘El ejército de las tinieblas’, en el que el protagonista, el atribulado y desenfadado Ash, tras enfrentarse a toda una caterva de demonios y espíritus malignos viaja al pasado, a un momento indeterminado de la Edad Media, en un país también indeterminado, todo por el poder mágico de ese maldito libro llamado Necronomicón Ex-Mortis (escrito con sangre, encuadernado con piel humana, etc, etc..), que va a ser de nuevo el leit-motiv de la trama, pues sólo con él podrá Ash volver a su época y sólo con él podrá también detener al ejército de muertos vivientes que llega para arrasar con todo, comandado…por un doble de sí mismo, pero totalmente podrido y con la cara chamuscada del disparo a quemarropa que le mete con su rifle…

En otras palabras: un desmadre de primer orden, en el que Raimi y su compadre Bruce Campbell se mueven como peces en el agua, encantados con montar este tinglado al que es muy fácil seguirle la pista: imposible no acordarse de ‘Un yanqui en la corte del rey Arturo’, de Mark Twain, como imposible no ver paralelismos e influencias de otros textos, aunque quizá algo más tangenciales, como ‘Los viajes de Gulliver’ de Jonathan Swift o ‘El señor de los anillos’. Sin olvidarnos, por supuesto, de los numerosos guiños cinéfilos, desde el ‘Ultimátum a la Tierra’ de Robert Wise, a las películas con criaturas animadas en stop-motion por Ray Harryhausen, y a muchas otras, así como a cómics y a literatura pulp, pues ‘El ejército de las tinieblas’ se ofrece como gozosa y poco sutil amalgama de historias heroicas, espeluznantes y góticas, con la figura del héroe, el villano, la chica, el mago, el noble del castillo, etc, etc… Es mérito del director, en opinión de quien esto firma, armar este caos y que no sólo no se venga abajo sino que contenga algunos excelentes momentos.

Porque pese a su muy ajustado (por no decir irrisorio, sobre todo para un filme de estas características) presupuesto, la habilidad de Raimi con la cámara trasciende cualquier limitación, sobre todo en el primer tercio de la película, y parecerá, al menos durante ese tramo, que estamos ante un filme de mucha mayor envergadura, cuando veamos a Ash llegar convertido en esclavo (y posible candidato para un sacrificio) al castillo en el que va a desarrollarse gran parte de la acción, hecho prisionero por un tal Lord Arthur, un estirado y poco útil noble, y tomado por secuaz de su más enconado enemigo, Henry el rojo, también prisionero. Todo esto derivará, como no puede ser de otra manera, en un baño de sangre, con varios demonios (muy mal hechos) de por medio, y la fanfarronada final de Ash, que recupera su motosierra (la cual puede acoplarse en el muñón de su brazo derecho…) y su rifle (al que nunca se le terminan las balas). En realidad, la argamasa que sujeta esta locura es el sentido del humor de Campbell y Raimi, y la creatividad en la puesta en escena del segundo.

Pero aún obtendremos un momento más brillante en la secuencia del molino abandonado, donde Ash se refugia perseguido por una criatura a la que nunca veremos (no hay presupuesto para tanto), con la lucha de Ash contra los mini ashes que resultan de romper un espejo con su reflejo, y posteriormente su desdoblamiento en dos personas, el Ash “bueno”, y el Ash “malo”. Todo esto nos remite a ese fenomenal momento (el mejor de toda la película) de ‘Evil dead 2’, en el que Ash, ya solo en la cabaña abandonada, se enfrenta a toda suerte de dificultades, sin diálogos ni explicaciones. Raimi, un director de actores bastante limitado, se muestra como un superlativo creador de atmósferas góticas y de planos de fantasía oscura, además de secuencias entre el absurdo y el horror absolutos. Y Bruce Campbell interpreta a su Ash no como si estuviera en la película barata y majadera que en realidad es, sino como si esto fuera una gran superproducción y él fuera una superestrella mundial, es decir, con un descaro y una osadía maravillosos, inefables.

‘Army of Darkness’ no es una película formidable ni notable. No puede serlo porque tampoco lo quiere. Es simplemente feliz de existir y de ser tan desmadrada y divertida. Por tramos parece un cómic mal hecho y peor escrito, pero sus buenos momentos elevan el conjunto muy por encima de la media de esta clase de títulos. Lo mejor es disfrutarla sin complejos, entrando en un relato delirante y lleno de un sentido del humor irresistible, además de sus muchos guiños cinéfilos, que justifican plenamente su visionado y su nota final. Otros que se toman tan en serio a sí mismos podrían aprender de la imaginación de Raimi y de su capacidad fabuladora.

Puntuación final: 6,5

Un comentario sobre "El ejército de las tinieblas (Army of Darkness) ★★★"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s